Páginas

domingo, diciembre 7

XXIV Tonterías

       Soy bastante olvidadiza, o al menos eso dicen. Personalmente, prefiero el término memoria selectiva. Porque si no, que alguien me explique cómo puede ser que no recuerde dónde dejé la calculadora que estaba utilizando hace escasos minutos, pero pueda recitar la primera página de mi historia favorita entera (El señor y la señora Dursley, …).

       No recuerdo cuándo te conocí, no sé qué coche llevas y te prometo que intento recordar si de puntillas llego a ver tus ojos, pero no soy capaz. No sé cuál es tu comida favorita, aunque sé que no te gusta el chocolate (mira que eres rarito no importa, a más toca). Pero, ¿sabes qué no voy a poder olvidar nunca? Tu sonrisita de superioridad a medio lado. Porque tu sonrisa quizá no pueda iluminar la ciudad entera, pero te prometo que me da calor. Hace mucho que no la veo y aun así, la tengo grabada no sólo en la memoria, sino también en la mente. Y…

       No encuentro la calculadora.

3 comentarios:

  1. Creo que se cogió las vacaciones antes de tiempo, porque sigue en busca y captura :/

    ResponderEliminar
  2. Creo que la memoria selectiva es bastante común, a mí me pasa, supongo que es un filtro automático para no llenarme la cabeza de minucias como por ejemplo la ubicación exacta de mi cartera o el jersey que ayer estaba sobre la silla de siempre y ya no está y sin embargo recordar las importantes como el poema "Walking around" de Neruda, "La canción del pirata" de Espronceda o la forma exacta de la curva que dibujan ciertas sonrisas que me desmontan.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Claro que existe la memoria selectiva, es la forma de sobrevivir sonriendo, viviendo dos veces (o más) todos los buenos recuerdos.

    ResponderEliminar